En defensa del Acceso a la Justicia de los habitantes de las Villas de la Ciudad

CARTA PÚBLICA

Los abajo firmantes, miembros de distintos ámbitos de la sociedad civil, académicos, organizaciones sociales y políticas, deseamos expresar nuestra más profunda preocupación ante la posibilidad de que el Tribunal Superior de Justicia adopte decisiones que alteren y perjudiquen los procesos de democratización, participación política y ampliación de ciudadanía que actualmente se están llevando a cabo en las villas, asentamientos y barrios precarios, con el fin de reurbanizarlas e integrarlas en igualdad de condiciones al resto de la población  de esta Ciudad Autónoma de Buenos  Aires.

En  el año 2005 los habitantes de las villas y asentamientos recurrieron a la justicia por primera vez en busca de mecanismos institucionales para exigir el cumplimiento de la Ley Local Nº 148-1998  y, en consecuencia, volver a poner en la agenda de las políticas públicas de la Ciudad la demorada reurbanización de estos barrios; donde la  real participación y adecuada representación de los habitantes en todas las decisiones que se adopten en dichos procesos resulta fundamental para su concreción efectiva.

Fue en este momento que se encontró en la justicia de primera instancia del fuero Contencioso Administrativo y Tributario un espacio que comprendió la magnitud de las necesidades planteadas y la enorme vulneración de derechos a gran parte de la  población porteña que se estaba y se está llevando adelante desde el Poder Ejecutivo de la Ciudad. Luego del primer proceso eleccionario exitoso, los otros juzgados adoptaron como mejor solución declarar conexas las causas que peticionaban el cumplimiento de la Ley Nº 148 con los procesos iniciados en el Juzgado Nº 2.

Se garantizó de esta forma un verdadero acceso a la justicia para abordar en su amplia dimensión, la situación estructural de afectación a derechos fundamentales. El trámite de las causas se enriqueció por la economía procesal, la unicidad de criterio, la efectividad de las decisiones y la especialización que fue adquiriendo el juzgado. Incluso la especialidad fue reconocida institucionalmente al crearse, por resolución del Consejo de la Magistratura, una secretaría Ad-Hoc para atender los amparos colectivos relacionados con las villas, sus procesos de organización interna y reurbanización.

Este diseño institucional, fue valorado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, principal demandado en estas causas por incumplir largamente con la Ley Nº 148, quien ha mostrado conformidad con la concentración de estas causas en un juzgado único, y ha  cumplido con las decisiones adoptadas en el marco de las mismas, comprendiendo el valor de garantizar el acceso a la justicia.

Los procesos judiciales que se han llevado adelante en dicho juzgado durante estos últimos seis años, fueron fundamentales para garantizar los vapuleados derechos de los habitantes de las villas, logrando funcionar como un resorte institucional acorde a las necesidades de efectividad y vigencia de los derechos que nuestras poblaciones requieren por su histórica postergación,  y construyendo confianza y credibilidad en el Poder Judicial como actor institucional capaz de hacer efectivos los derechos fundamentales.

Toda decisión del Tribunal Superior de Justicia que implique desarticular éste mecanismo judicial exitoso, que cuenta con fuerte consenso social y elaborado con amplia participación popular durante años, dividir el trámite de las causas o soslayar la competencia del juzgado Nº 2 en los conflictos relacionados con el incumplimiento de la Ley Nº 148, significará una regresión institucional, con directa afectación de los derechos humanos de los habitantes de las villas, asentamientos y barrios informales de la Ciudad y una demora injusta del inicio de los procesos de reurbanización e inclusión urbana, derechos reconocidos por la carta magna local (Art.31).

Solicitamos que todas las villas y asentamientos puedan vivir la necesaria, justa, digna y bella experiencia de poder elegir sus representantes para conformar la mesa de trabajo (Comisión Coordinadora Participativa) que ordena la ley Nº 148, incluida la Villa 21-24.

Peticionamos que dichos procesos sigan tramitando ante el juzgado que la experiencia y el debido respeto por derecho de acceso a la justicia fueron determinando.

Confiamos que la voluntad del Tribunal Superior de Justicia valorará y respetará esta dinámica virtuosa que costo años generar y resolverá en el sentido de fortalecer los derechos fundamentales de los habitantes de las villas a la vivienda, al hábitat, a no ser discriminados, no desvirtuando lo hasta aquí logrado con esfuerzo, tiempo y vida.

Buenos Aires, 10 de junio de 2011

Adhieren a  este documento: Junta Vecinal Villas 3, 20, 21-24,31; Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), HIJOS, “Abogados por la Justicia Social-AJUS (Lisandro Teszkiewicz)”, Agrupación 14 bis, Observatorio Derechos Humanos de la CABA (ODH), Generación Política Sur (GPS), Agrupación “Por los invisibles” Villa 31 y 31 bis, CTA de los Trabajadores Ciudad de Buenos Aires.(Carlos Monestes), CTA capital, UTE – CTERA (Eduardo Lopez), Comisión de Urbanismo y Vivienda del EDE, Coordinadora de Inquilinos de Buenos Aires (CIBA), Fundación TEMAS, Centro Comunitario “La Casa”, Cooperativa de Vivienda “La Unión”, Centro de Promoción de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Sociales – UBA; Legislador Porteño Rafael Gentile, Legislador Porteño Francisco “Tito” Nenna, Legislador Porteño Juan Cabandié (Presidente del Bloque Encuentro Popular para la Victoria), Legisladora Porteña Gabriela Alegre, Legisladora Porteña Laura Garcia Tuñon, Legisladora Porteña Rocio Sanchez Andia;Legislador Porteño Fabio Basteiro; Diputada Nacional Fernanda Reyes, Facundo Difilippo, Corriente Política 17 de Agosto,  La Tendencia Nacional y Popular – Frente para la Victoria,  Maximiliano Nenna, Myriam Salinas, Pastor Diego Mendieta – Comisión Política de la Iglesia Dimensión de Fe.

Pin It

Comentarios Cerrados