La independencia e imparcialidad del Banco Nacional de Datos Genéticos

El cuestionamiento a la imparcialidad e independencia del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) a raíz de los estudios de ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera impone la necesidad de examinar objetivamente su creación y desempeño. El BNDG es un organismo autónomo y autárquico dentro de la órbita del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina, que funciona en el Servicio de Inmunología del Hospital General de Agudos Carlos G. Durand, de alto prestigio científico a nivel internacional, y dependiente del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Su objeto es garantizar la obtención, almacenamiento y análisis de la información genética que sea necesaria como prueba para el esclarecimiento de delitos de lesa humanidad.

Dicho organismo fue creado en 1987 y modificado en 2009. La ley de su creación 23.511 (B.O. 10/7/1987), y el decreto PEN 700 (24/5/1989), fue modificada por ley 26.548 (B.O. 27/11/2009) y el decreto PEN 511/2009 (B.O. 8/5/2009). Con dichas modificaciones, su conformación se adecuó a las prescripciones de la ley 25.326 de protección de datos personales y a la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, aprobada el 11 de noviembre de 1997 por la Conferencia General de la Unesco. Antes de su creación, esta tarea era desarrollada exclusivamente por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), organización no gubernamental creada en 1984.

Los procedimientos efectuados por el BNDG se actualizan con el devenir de la ciencia, producto de los avances constantes en el campo de la genética y la complejización de las técnicas que resultan altamente eficaces para la identificación de personas, de conformidad con las normativas internacionales que rigen en los estudios tendientes a la Investigación de la Identidad Biológica de un Individuo y con las Recomendaciones de la Sociedad Internacional de Genética Forense, a fin de garantizar la calidad de sus resultados. Así, además del estudio de Tipificación de Antígenos por Histocompatibilidad, se ha adicionado una importante cantidad de marcadores autosómicos (15 STR y el marcador de género amelogenina) y marcadores de Linaje Materno y Paterno (ADN mitocondrial y STR del cromosoma Y).

Es por ello que este organismo de carácter público se encuentra legitimado por la normativa nacional e internacional y responde a los parámetros y protocolos de seguridad en los métodos de análisis y resguardo de este tipo de información. Entre otras cosas, su labor permite colaborar como auxiliar de la Justicia, junto con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, en la búsqueda e identificación de hijos e hijas de personas desaparecidas en la última dictadura cívico-militar de la Argentina (1976-1983), que hubiesen sido secuestrados junto a sus padres o hubiesen nacido durante el cautiverio de sus madres.

Todos los servicios prestados, relacionados con las funciones referidas precedentemente, son gratuitos. Además, el BNDG dispone del Archivo Nacional de Datos Genéticos (ANDG) con toda la información genética necesaria para cumplir sus fines. Cualquier familiar directo de personas desaparecidas o presuntamente nacidas en cautiverio tiene derecho a solicitar y a obtener los servicios del BNDG en los términos a los que se refiere la ley de su creación, incluyendo el registro de sus datos en el ANDG.

El BNDG no proporciona información a particulares sobre los datos registrados ni tampoco a entidades públicas o privadas. La información genética almacenada sólo puede ser suministrada por requerimiento judicial, en causa determinada, a los fines exclusivos de respaldar las conclusiones de los dictámenes periciales elaborados por el mismo y posibilitar su control por los peritos de parte.

Las personas que presuman ser hijos o hijas de personas desaparecidas como consecuencia del accionar represivo e ilegal del Estado, o aquellas personas presuntamente nacidas durante el cautiverio de sus madres, tienen acceso exclusivo a los informes, dictámenes y resultados de pruebas genéticas que los involucrasen directamente. Es por ello que a la hora de efectuar cualquier análisis de evaluación acerca de este organismo no debemos olvidar lo antes expuesto y sus resultados. El trabajo desarrollado por el BNDG determinó que se identificaran a 101 hijos e hijas que pudieron conocer su verdad, reunirse con sus familias biológicas y reconstruir sus lazos de sangre. Aún restan 400 más por encontrar.

 Nota publicada en el Buenos Aires Económico el 19/07/2010
http://www.infonews.com/nota.php?id=99243
Pin It

Comentarios Cerrados