La reforma judicial, parte de la agenda pública

El gobierno ha decidido incorporar en la agenda pública un cambio en la estructura judicial. Es una oportunidad histórica para poder transformarlo y lograr legitimar el Poder Judicial ante la ciudadanía.

Ese poder, hasta ahora, trató de conservar el statu quo, y generó pérdida de credibilidad y desprestigio. Si le preguntamos a la sociedad qué piensa de la justicia, seguramente nos dirá que existe una Corte con representantes muy prestigiosos, pero al mismo tiempo dirá que no cree en la justicia. Por eso considero que hay puntos para destacar de manera positiva en los seis proyectos aprobados: contribuyen a lograr una mayor transparencia y generan procesos de modernización y mayor democracia en los estamentos judiciales al dejar participar a los ciudadanos en la elección de representantes en el Consejo de la Magistratura. A través de ellos se establece la publicidad y accesibilidad de las declaraciones juradas, la publicidad y accesibilidad de las carátulas y resoluciones judiciales, se crean los mecanismos de ingreso, por medio de los concursos, se termina con el sistema de la dedocracia, se crean las Cámaras de Casación con la intención es disminuir la cantidad de causas que se elevarían a la Corte, se establece un plazo de seis meses para las cautelares, evitando la dilación de los expedientes protegiendo de esta forma el interés público, sin afectar derechos sociales, y se modifica el Consejo de la Magistratura, con la elección de los representantes mediante el voto de los ciudadanos. Es un cambio sustancial: pensemos que hasta ahora sólo eran elegidos por entidades corporativas que representan únicamente a los abogados y con el nuevo sistema serán elegidos y legitimados por todos los ciudadanos. Será integrado el mismo por profesionales de otras ramas del saber, permitiendo tener una mirada interdisciplinaria. Los proyectos hacen que la justicia logre acercarse al ciudadano; es un cambio institucional y social que sabemos que lleva tiempo, pero vale la pena el esfuerzo.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *