Recorrerán el país para impulsar una modificación de la Constitución

Una coalición de agrupaciones políticas, sindicales, profesionales y de pueblos originarios lanzó ayer, desde el teatro Margarita Xirgu, la campaña nacional por una nueva Constitución para la República Argentina. Con el protagonismo central de Hugo Yasky, secretario general de la CTA, quien explicó el objetivo de la iniciativa constituyente, unos 50 dirigentes, legisladores, intelectuales, referentes de asociaciones profesionales, como el ex juez Norberto Lorenzo (ex titular del Tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata), referentes del movimiento campesino indígena y hasta miembros de cultos religiosos presentaron –y estamparon su firma– en el acta fundacional del “movimiento hacia una nueva constitución emancipadora”. El documento, por previo acuerdo de todos los firmantes, no contiene ninguna referencia a una eventual re-reelección de la presidenta. “Este nuevo tiempo político reclama una nueva Constitución que exprese la ampliación de derechos que se han conquistado”, subrayó Yasky desde el escenario.

El secretario general de la CTA anunció que la campaña por la reforma de la Carta Magna recorrerá todo el país a través de un extenso cronograma de actividades, con actos y conferencias mensuales en cada una de las provincias. Según comentó el secretario general de la CTA, la organización estará inspirada en el proceso previo a la discusión en el Congreso de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: en la segunda mitad de 2009, el anteproyecto de la Coalición por una Radiodifusión Democrática circuló por toda la Argentina a través de foros en los que participaban la sociedad civil, gremios, profesionales y cámaras patronales. “Queremos generar un debate en cada región del país, similar al que pudimos construir con la Ley de Medios. Queremos una nueva Constitución para un nuevo Estado, que esté al servicio de las mayorías populares”, exhortó Yasky.

En línea con el carácter colectivo de la movida, los firmantes del acta fundacional se sentaron todos juntos en el palco, ubicados en varias filas, al estilo de la foto del plantel completo de un equipo de fútbol. Allí estaban Héctor “Gallego” Fernández (Peronismo Militante), Jorge “Quito” Aragón (Martín Fierro), Marcelo Koenig (Corriente Peronista Descamisados), Gildo Onorato (Movimiento Evita), Luis D’Elía (Miles), Ricardo Forster (Carta Abierta) y Adriana Puiggrós (Frente Grande). En el escenario también estaban Ariel Basteiro (Encuentro Socialista), Patricio Echegaray (Partido Comunista), Juan Carlos Junio (Partido Solidario), Gastón Harispe (Octubres), Eduardo Sigal (Fundación Acción para la Comunidad), Angel “Lito” Borello (Organización Los Pibes), entre otros.

Pero más allá de los dirigentes, entre los que predominaban los referentes del peronismo kirchnerista, la campaña para reformar la Constitución de 1994 reunió también a personalidades del Derecho, como Lorenzo y el penalista Lisandro Teszkiewicz, de Abogados por la Justicia Social. Además, entre los adherentes estuvo el secretario general de SADOP (docentes privados), Mario Almirón, y la dirigente campesina Deolinda Carrizo (MOCASE-Vía Campesina). Entre las butacas se repartían más firmantes de la iniciativa. Francisco “Tito” Nenna (La Tendencia) y Cecilia “Checha” Merchán (La Colectiva) fueron muy saludados.

En la presentación de la campaña, Yasky aseguró que el objetivo central será convocar a un debate participativo que involucre a todo el pueblo para que la discusión sobre la Constitución no quede restringida a “los juristas liberales”. “Cuando hablamos de reforma constitucional, muchos quieren plantear que es imposible, como si la Constitución fuera un elefante blanco encerrado en un bazar con vidrios blindados. Pero nosotros creemos en el constitucionalismo popular”, subrayó. El eje de una nueva Carta Magna pasará por la nacionalización de los hidrocarburos (para revertir la provincialización de los recursos del subsuelo, establecida por la reforma de 1994) y la declaración de la propiedad social en algunos casos.

Ensayista y filósofo, Forster fue uno de los redactores del acta fundacional que leyeron Sigal y Carlos Girotti, también de Carta Abierta. El otro redactor fue Koenig, abogado. “El tema de la reelección no es un tema para este momento. Lo discutimos antes, en las reuniones de organización en la CTA, y acordamos eso. Además, la necesidad de una nueva Constitución está por delante de ese debate, para el que habrá que ver los tiempos históricos de la Argentina. No es el centro de nuestra preocupación”, remarcó Forster a Tiempo Argentino.

Pin It

Comentarios Cerrados